El Protocolo ACE-V 23

El Protocolo ACE-V

El Protocolo ACE-V es un marco utilizado en la dactiloscopia, que es la ciencia de identificar huellas dactilares. Este protocolo se utiliza principalmente para el análisis y la comparación de huellas dactilares en el campo de la ciencia forense. ACE-V es un acrónimo que representa cuatro fases clave en el proceso de análisis de huellas dactilares:

Análisis (Analysis): En esta etapa, el examinador de huellas dactilares evalúa la evidencia de la huella dactilar. Se analiza la calidad y cantidad de detalles visibles en la impresión. Esto incluye observar las características únicas de la huella, como los surcos y los puntos de minutiae (características específicas como bifurcaciones o terminaciones de las líneas de la huella).

Comparación (Comparison): Durante la fase de comparación, la huella dactilar en cuestión se compara con una huella dactilar de referencia conocida. El examinador observa y compara las características y los detalles de ambas huellas para determinar si coinciden.

Evaluación (Evaluation): En esta fase, el examinador evalúa la evidencia recopilada durante las fases de análisis y comparación. Se toma una decisión sobre si las huellas son de la misma fuente (identificación), no son de la misma fuente (exclusión), o si no hay suficiente información para llegar a una conclusión (inconcluso).

Verificación (Verification): La última fase es la verificación, donde otro examinador independiente repite los pasos de Análisis, Comparación y Evaluación para confirmar los hallazgos originales. Este paso es crucial para asegurar la precisión y la fiabilidad de los resultados.

El Protocolo ACE-V es fundamental en la ciencia forense para garantizar un proceso sistemático y riguroso en la identificación de huellas dactilares, minimizando los errores y mejorando la confiabilidad de los resultados. Este protocolo es ampliamente aceptado y utilizado por expertos en dactiloscopia en todo el mundo.